¿Qué tan seguras son las apps para pagar con nuestro móvil?

¡Compártelo!

Debido al Covid-19 se han tenido que imponer medidas de seguridad que hasta hace poco nos parecían casi impensables: llevar mascarilla en lugares públicos, lavarnos las manos una y otra vez con geles hidroalcohólicos, mantener la distancia social en todo momento, y también pagar nuestras compras tratando de evitar en lo posible el uso de dinero común, sustituyéndolo por nuestras tarjetas de crédito o usando alguna aplicación que nos permita abonar los importes utilizando sólo nuestros smarthphones.

Las apps que nos permiten hacer esto son muy útiles y cómodas, pero al manejar datos muy confidenciales de nosotros es fundamental que tengamos mucho cuidado al usarlas y seguir una serie de consejos para minimizar en lo posible la posibilidad de que los criminales puedan aprovecharse de ellas y estafarnos. 

Nuestros teléfonos inteligentes se han convertido en receptáculos de toda nuestra privacidad y por desgracia también de aplicaciones innecesarias y maliciosas.  Sólo en la tienda oficial de Google existían durante el primer trimestre de 2020 nada más y nada menos que 29.049 aplicaciones con código malicioso que se hallaban en 11 millones de dispositivos.

Cuando descargamos una app para realizar pagos debemos entregar información personal muy valiosa, como nuestro número de cuenta y de móvil, algo que siempre desean conseguir los ciberdelincuentes. Y para lograr ello, los criminales pueden desde enviar correos de forma masiva suplantando a empresas de confianza para que compartamos los datos sin más, hasta emplear programas con virus ocultos en los mensajes que nos los puedan arrebatar sin que nos percatemos. Los troyanos bancarios, por ejemplo, son unos virus informáticos que tratan de robarnos las credenciales de nuestro banco, y cuentan incluso con mecanismos para saltarse la doble autentificación.

Con la información sustraída de una app de pago los atacantes podrían después hacer de todo; como por ejemplo transacciones a nuestro nombre. Una de las señales más habituales de que una cuenta bancaria ha sido hackeada es encontrarse con pequeñas transacciones de las que desconocemos su procedencia. Y si los criminales consiguieran obtener acceso a nuestra tarjeta de crédito o débito, podrían hacer después todo lo que quisieran. De lograrlo, lo más habitual es que después hicieran un duplicado de la tarjeta para utilizarla ellos mismos, o incluso vendérsela a un tercero.

Todo cuidado al usar Internet y nuestros smartphones es poco hoy en día. Utilizar este tipo de aplicaciones de pago con precaución, y descargando siempre únicamente las que sean de probada confianza, nos permitirá librarnos de un problema posterior que podría resultar muy grave.

www.smartelecom.es

Asesores de telecomunicaciones en Alicante y Murcia. Yoigo empresas en Alicante y Murcia.Distribuidores oficiales de Yoigo Empresas en Alicante y Murcia.

          
¡Compártelo!

Deja un comentario